¿Te sientes alguna vez bloqueado sexual o creativamente? Tal vez sus emociones están desequilibradas o simplemente no tiene tiempo para centrarse en sí mismo y en sus propias necesidades.

La antigua técnica del masaje del yoni ofrece una posible solución a estos problemas. El masaje yoni te permite explorar lentamente tu cuerpo de una forma más sensual. También puede ser muy curativo para aquellas personas que han sufrido un trauma sexual en su pasado, ya que el enfoque y la técnica tienen que ver con la entrega, haciendo que el propietario de la vagina se sienta amado, apreciado, adorado y honrado.

¿Qué es el masaje Yoni?

Según la tradición tántrica, el masaje yoni es una forma de masaje sensual, un ritual de conectividad erótica entre un hombre y una mujer, dos mujeres o incluso una mujer sola, que se centra en masajear las partes de las zonas sensibles como la vagina, la vulva, los pechos y el estómago, conocidas como la zona yoni.

La idea de un masaje yoni es permitir que se liberen las tensiones mentales y físicas de la mujer, ayudándola a sentir placer con los suaves pero encantadores toques tántricos. Este tipo de masaje ayudará a la mujer a explorar, comprender y sentirse cómoda con su cuerpo, tal y como es. En consecuencia, ella consigue una mejor comprensión de lo que produce placer en su cuerpo.

Puede ayudar a las personas que normalmente se sienten acabadas después de un solo orgasmo a alcanzar múltiples orgasmos, y es especialmente beneficioso para las personas con vaginas que nunca han tenido un orgasmo. Sin embargo, ése no es el objetivo principal del masaje del yoni, porque la primera y principal intención es explorar emocionalmente el propio cuerpo para alcanzar un lugar de calma y comodidad. Significa centrarse en el aquí y ahora, en las distintas sensaciones que se producen en el cuerpo y en cómo se siente cuando la energía fluye entre las distintas partes.

El masaje Yoni puede hacerse solo, en pareja o con la ayuda de un profesional. Cuando se hace en pareja, puede ayudar a crear intimidad y confianza entre los miembros de la pareja. Cuando se hace a solas, puede ser una práctica paciente en la que uno se centra completamente en sí mismo, sin ninguna presión para actuar para otra persona.

Por lo tanto, el masaje Yoni puede ser una forma de explorar tu cuerpo en tu tiempo y espacio, buscando tanto la paz del alma como el placer, si así lo deseas.

Beneficios del masaje Yoni

Además de aportar placer y alivio, hay beneficios para la salud mental y física que podrías obtener de un masaje yoni.

Apoya la curación mental

El Masaje Yoni es excelente para el proceso de curación mental, puede ayudar a las personas con traumas sexuales a sanar. Puede haber un montón de emociones negativas vinculadas a nuestros genitales, incluyendo la vergüenza y los problemas de trauma sexual. Aprender a tocar y ser tocado en el área del Yoni puede liberar muchas de estas conexiones emocionales y reprogramarlas en una sensación positiva y placentera.

Te hace estar más conectado con tu cuerpo

En un mundo en el que tendemos a vivir mucho en nuestra cabeza, los masajes yoni pueden ayudarte a estar más en sintonía con tu cuerpo. Puede ayudarte a entrar en un espacio muy arraigado y encarnado para sintonizar realmente contigo y con las necesidades y deseos de tu yoni. Te ayuda a desbloquear los canales que te impiden aprovechar tu lado sensual. Tanto si estás reprimido sexualmente como si crees que hay algo que no funciona en tu cuerpo, un masaje del yoni puede llevarte a una sensación de tranquilidad y permitirte descubrir sensaciones que quizá nunca hayas experimentado ahí abajo.

Mejora las relaciones sexuales

El masaje yoni puede ayudar a desbloquear tu miedo a la intimidad y al tacto si eso es lo que te frena. ¿Sabías que tener experiencias sexuales insatisfactorias puede disminuir el impulso sexual de una mujer? Si experimentan dolor y estrés durante el acto, sus cuerpos tienden a tensarse. Junto con el cuerpo tenso, también pueden experimentar sequedad vaginal y baja libido, poniendo su zona íntima y sus impulsos sexuales en modo “dormido”.

Por eso se recomienda realizar un masaje del yoni a las mujeres con traumas sexuales o experiencias sexuales desagradables. Te ayuda a reavivar esa chispa sexual mientras realizas los suaves y delicados movimientos de masaje con tus propias manos o las de tu pareja. Te ayuda a soltar los pensamientos y recuerdos negativos que has tenido de experiencias anteriores. Con sesiones regulares de masaje, pronto te encontrarás deseando de nuevo esas caricias sensuales.

Disminuye los ciclos menstruales dolorosos

Estimular la vagina puede ayudar a calmar el dolor, ya que favorece el flujo sanguíneo en la zona genital. Los masajes en el yoni son una forma estupenda de aliviar el dolor en la zona íntima. ¿Tienes calambres menstruales? Puedes probar a realizar este masaje para estimular el flujo sanguíneo y ayudarte a relajar la vagina durante el ciclo menstrual. ¿Sientes dolor durante las relaciones sexuales con penetración? Recibir un masaje del yoni puede ayudarte a “despertar” la vagina, haciéndola más relajada y excitada para lo que está por venir.

Alcanzar mejores orgasmos

Aunque alcanzar el orgasmo no es el objetivo general del masaje del yoni, la práctica puede ayudarte a tener orgasmos mejores y más intensos con la exploración regular. Esto se debe a que el masaje del yoni, especialmente si lo haces tú misma, te ayuda a tener un profundo conocimiento de cómo quieres tocar y dar placer a tu cuerpo. Masajear tu zona íntima también libera la tensión de tu cuerpo, haciéndolo más receptivo a la estimulación sexual.

Mejora la confianza en el cuerpo

Si tienes problemas de autoestima, intimidad o miedo a estar desnuda con tu pareja, experimentar con el masaje yoni puede ayudarte.

Al entender completamente tu lado sensual y cómo funciona tu cuerpo, conseguirás tener más confianza en la cama. Dado que los pensamientos negativos están ahora liberados y bloqueados de tu mente, serás más activa en el acto y te comprometerás más con tu pareja durante el sexo o contigo misma durante un juego en solitario.

Alcanza un mayor sentido de ti mismo

Las técnicas de estimulación del Yoni pueden ayudar a lograr una mayor conexión con tu mente, cuerpo y alma. No es de extrañar que el masaje Yoni esté tan vinculado al Tantra y a la antigua metodología que lo acompaña. Buscando en nuestro interior podemos desbloquear nuestro potencial para conectar en un nivel espiritual mucho más alto con los demás.

¿Quién debería hacerse un Yoni Yassage?

Es posible liberar cualquier emoción que pueda estar “atascada” en tus músculos vaginales experimentando diferentes sensaciones durante un masaje yoni. El masaje yoni es una práctica maravillosa para cualquier persona que:

  • Tensión pélvica incómoda
  • Dolor pélvico crónico
  • Nunca ha logrado un orgasmo
  • Desea alcanzar múltiples orgasmos
  • Ha sufrido un trauma sexual en su pasado y quiere trabajar para sanar
  • Quiere aprender técnicas de concentración
  • Quiere conectarse consigo mismo y con su pareja

¿Cómo realizar un masaje Yoni?

Como has aprendido los diferentes beneficios del masaje yoni, esperamos que lo pruebes. Aquí están los pasos básicos que debes seguir.

Paso A – Configurar el entorno del masaje yoni y preparar lo esencial.

Antes de que se realice el masaje yoni propiamente dicho y de que se produzca cualquier contacto íntimo, es importante establecer un ambiente acogedor para preparar tu mente y tu cuerpo, relajarte por completo y liberarte del estrés.

Preparar el espacio

Busca una zona que sea la más adecuada para tu sesión de Yoni, ya sea en una cama, un sofá o incluso en el suelo. Lo importante es tener suficiente espacio para moverse libremente y no limitarse. Utiliza cojines o almohadas para colocarte en la posición correcta y prepararte para el éxtasis.

Preparar los objetos

Coloca todo lo que necesites en la sesión de masaje al alcance de la mano, como algunas toallas adicionales, pañuelos de papel, toallitas húmedas, aceite de masaje y lubricante personal. De este modo, te mantendrás en la zona y no tendrás que andar a tientas cuando necesites volver a aplicar el lubricante o coger más toallas.

Crear un poco de ambiente

Baja un poco la intensidad de las luces o utiliza una vela aromática para estimular los sentidos y crear un maravilloso efecto de iluminación con velas. Poner música adecuada: crea un ambiente enérgico y sexy o tranquilo y relajado escuchando música durante el masaje. No te prives de darle un toque especial: por ejemplo, puedes esparcir algunos pétalos de flores en la bañera o en la cama, si es lo tuyo.

Preparar la mente

El masaje yoni tradicional es una práctica espiritual, por lo que preparar la mente mediante ejercicios de respiración meditativa mejorará tu experiencia. Tómate 5 minutos antes de empezar para sentarte en tu espacio, cerrar los ojos y meditar un poco. El objetivo de esto es limpiar tu mente de cualquier preocupación o estrés antes de empezar, para que puedas tener una experiencia maravillosamente tranquila, sin ansiedades ni otros pensamientos.

Prepara tu cuerpo

Para sentirte lo mejor posible, asegúrate de que tú (y tu pareja, si la tienes) estáis limpios tras una ducha o un baño recientes. Asegúrese de estar bien hidratado y de que las uñas estén bien recortadas para evitar arañazos o sensaciones punzantes. Muchas personas optan por utilizar guantes de látex si tienen las uñas largas.

Garantizar la total privacidad

Por último, tendrás que eliminar cualquier posible distracción. No querrás que te interrumpa ningún invitado, compañero de piso o niño, así que asegúrate de elegir un espacio tranquilo y privado. Mantén la habitación cerrada y pon tus dispositivos en modo avión para que nadie pueda molestarte durante la sesión.

Paso B – Concéntrese en su respiración

La respiración es fundamental en el arte del tantra y del auténtico masaje yoni. Puede permitirte soltar completa y libremente la tensión mental y física. También puede permitirte conectar mejor contigo mismo o con tu pareja si la tienes. Esto mejorará tremendamente su experiencia de masaje yoni y le permitirá tomar en todos los beneficios espirituales y terapéuticos por lo que no debe ser pasado por alto. La siguiente técnica de respiración del yoni está diseñada para atraer la sangre a la vagina, enriqueciendo así tu masaje del yoni. Si está en pareja, realice las técnicas de respiración juntos en sincronización.

  • Empieza por sentarte en posición vertical (frente a frente si estás en pareja)
  • Exhala muy profundamente concentrando la energía en la zona del vientre
  • Cierre la boca e inhale suavemente por las fosas nasales
  • Mantenga la respiración durante siete segundos
  • Exhale completamente durante ocho segundos por la boca y la parte inferior del abdomen
  • Repita este ejercicio tres veces más

Deberá mantener la respiración durante todo el masaje del yoni. Si conoces alguna técnica de respiración específica que te funcione mejor, puedes probarla.

Esto se hace para que puedas conectarte a la tierra y ser consciente de lo que ocurre en tu cuerpo. El propósito de un masaje yoni es sentir la energía de cada sensación a medida que abarca tu cuerpo. Tu mente debe estar centrada en este momento, en este espacio en el que ocupas este cuerpo. Por lo tanto, necesitas conectarte a la tierra utilizando técnicas de respiración para poder aprovechar al máximo todos los beneficios del masaje yoni.

Paso C – Empezar despacio y entrar en calor

En lugar de dirigirse directamente a la zona vaginal como forma de calentamiento, una forma más adecuada de iniciar las caricias es con un masaje suave y concentrado en la parte superior del cuerpo y los pechos. Recuerda que una mujer suele tardar un poco más en excitarse que un hombre, así que el objetivo es aumentar la excitación lentamente. También hay que despertar la energía del cuerpo y promover el flujo sanguíneo.

Masajear la zona del vientre es una buena manera de empezar, ya que esa zona tiene muchas terminaciones nerviosas. Masajea suavemente el vientre con un poco de aceite, acariciando lentamente la zona del pecho, la caja torácica, el bajo vientre y entre los pechos. Toda esta zona suele ser ignorada cuando se hace el amor, pero es muy eficaz a la hora de encender la excitación.

Cuando está claro que el cuerpo empieza a calentarse, ahora los pechos y los pezones pueden recibir más atención. Sin embargo, antes de tocar los pezones, empieza con suaves caricias en los pechos y luego pasa a jugar con la areola. El cuerpo empezará a responder a esto, así que ahora los pezones pueden recibir un poco de amor con pellizcos muy suaves, burlas y acciones en círculos. Es importante no exagerar y alternar la fuerza de los toques.

Paso D – Pasar a la vulva

Una vez que hayas calentado el cuerpo con el masaje de los pechos y la estimulación de los pezones, es el momento de pasar a la vulva y empezar con las principales técnicas de masaje del yoni.

Para los principiantes, se recomienda empezar con la técnica de golpeteo del clítoris, en la que se golpea el clítoris y se varían los ritmos y se ve a qué ritmo responde más el cuerpo. En cuanto a la velocidad y la presión del masaje, haz movimientos lentos y suaves, y luego pasa gradualmente a movimientos más rápidos y profundos. También puedes probar diferentes técnicas de masaje del yoni para aumentar la intensidad.

Para conocer más técnicas de masaje del yoni, consulta la siguiente sección de esta guía para ver la lista completa.

Paso E – Alcanza la liberación de energía y relájate

Sigue realizando el masaje del yoni hasta que alcances una liberación dulce y aliviadora. Recuerda que el objetivo del masaje del yoni no es el orgasmo, por lo que puedes optar por omitir este paso si no te sientes cómoda. Sin embargo, si quieres probarlo, el edging puede ser una forma estupenda de conectar el placer emocional con el sensual.

Todo lo que tienes que hacer es retirarte justo cuando llegues al borde del orgasmo, sin permitirte explotar. Cuando estés a punto de llegar a ese punto álgido, reduce la velocidad y aligera tus caricias. Durante estos periodos de enfriamiento, coloca una mano sobre tu corazón y respira lenta y profundamente, sintiendo la suave energía que zumba bajo tu piel.

Luego, cuando te sientas preparada, empieza a aumentar la intensidad del orgasmo. Puedes optar por dejarte llevar esta vez o repetir el proceso una y otra vez hasta que el placer sea máximo. Prolongar el orgasmo te llevará a un estado de oleadas constantes y continuas de sensaciones hasta que decidas estallar y alcanzar una nueva cota de satisfacción.

Técnicas para masajear el yoni

Las técnicas de masaje del yoni sólo están limitadas por tu imaginación. En otras palabras, escucha a tu cuerpo y haz lo que te haga sentir bien. Estas son las técnicas básicas de masaje del yoni que deberías probar en tu próxima sesión. Sólo tienes que mezclar y combinar los métodos hasta que encuentres las técnicas que funcionan en tu cuerpo o en el de tu pareja.

Golpeteo

Utilizando uno o varios dedos, golpea el clítoris. Prueba varios ritmos para ver cómo responde tu clítoris. Si los golpecitos directos te parecen demasiado intensos, puedes dar golpecitos a ambos lados del clítoris. Esto es perfecto para los principiantes que buscan métodos de masaje no complicados.

En círculos

Como su nombre indica, el masaje en círculo consiste en crear círculos, por lo que tendrás que hacer movimientos circulares justo en la punta del clítoris. Coloca tu dedo índice o medio lubricado en la punta del clítoris y haz movimientos circulares sobre él. Mezcla haciendo círculos más pequeños y más grandes, así como alternando la presión. Esta técnica de masaje del yoni funciona bien tanto para la estimulación del clítoris como de los pezones, y puedes variar el tamaño de los círculos que hagas.

Empujar y tirar

Con pequeños empujones y tirones, empuja el clítoris hacia abajo. Desliza el dedo suavemente por el eje del clítoris. Repite esto en ambos lados, prestando atención para ver si un lado o área es más sensible que el otro. La velocidad debe ser muy lenta al principio, y ligeramente más rápida a medida que se avanza, alternando la presión para evocar la estimulación y la sensación.

Tirar y rodar

Con los dedos de la mano izquierda y derecha, presiona a ambos lados del clítoris y tira de él hacia delante y hacia atrás como si intentaras dividir el clítoris en dos. También puedes tirar de los lados de los labios vaginales. Este método puede resultar abrumador para los novatos, ya que implica un ligero pellizco en el clítoris, así que tómatelo con calma.

Masaje de labios mayores y menores

Coloca el pulgar y el índice en el lado izquierdo de los labios vaginales externos. Dale un suave masaje; tú decides si quieres que sea de lado a lado o con movimientos circulares. Después, coloca tus dedos en el lado derecho de los labios vaginales externos y repite el masaje. Al igual que la técnica anterior, coloca el pulgar y el índice en el lado izquierdo de los labios menores y dale un suave masaje durante unos minutos. Después, coloca los dedos en el lado derecho y haz el mismo masaje.

Masaje del punto G

Para encontrar el punto G, curva tus dos primeros dedos como la letra C y deslízalos dentro de la vagina. Siente una zona ligeramente rugosa en la parte superior del canal vaginal, situada a uno o dos centímetros, detrás del clítoris externo. Puedes masajearla haciendo un movimiento de acercamiento con tus dedos curvados. Varía entre movimientos rápidos y lentos.

Probablemente hayas oído que enganchar los dedos es una buena forma de estimular el punto G. Sin embargo, un juguete con una curva o una cabeza bulbosa puede facilitar el trabajo. Independientemente de lo que utilices para tu masaje tántrico del punto G, también puedes hacerle cosquillas al clítoris externo simultáneamente en la punta, o ejercer presión sobre el hueso púbico o por encima de él.

Preguntas frecuentes

P: ¿Es seguro el masaje yoni?

Te sorprenderá saber que algunos ginecólogos están de acuerdo con esta práctica. Aunque puedan parecer juegos preliminares, cualquier toque suave en la vagina puede ayudarte a excitarte más rápido después de la sesión y a aliviar la sequedad vaginal la próxima vez que tengas relaciones sexuales, dice la doctora Mary Jane Minkin, profesora clínica de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de Yale.

“Lógicamente, cualquier cosa que aumente el flujo sanguíneo a la pelvis aumenta la sensibilidad, la excitación y la lubricación, lo que podría ayudar a los orgasmos”, dice Minkin.

Lo que más hay que evitar durante el masaje del yoni: el vapor y las hierbas. Minkin dice que cualquier vapor cerca de la zona vaginal es bastante peligroso. “Este es el tejido más delicado de tu cuerpo”, dice. “Corres el riesgo de quemarte” En cuanto a las hierbas, dice que nunca se sabe realmente lo que hay en esas cosas, y cuanto menos se irrite la vagina, mejor.

También es crucial que sientas que la instalación está limpia, siempre y cuando tus manos estén limpias, estés usando un lubricante a base de agua y tus uñas sean cortas y suaves, lo harás bien.

P: ¿Cuál es la diferencia entre la masturbación y el masaje yoni?

Se trata de la intención de la actividad. La masturbación con los dedos o la masturbación femenina suele hacerse para sentir sensaciones placenteras y llegar al orgasmo lo antes posible. En cambio, el masaje del yoni relaja la vulva y la vagina y te ayuda a dar rienda suelta a tu lado sensual. Intenta eliminar los bloqueos emocionales o mentales que te impiden disfrutar del placer.

También es diferente de la masturbación en cuanto a la duración, ya que la mayoría de las sesiones de autoplacer terminan en 5-20 minutos. En cambio, un masaje del yoni dura entre 60 y 90 minutos, dependiendo del receptor y del masajista.

P: ¿Pueden probar el masaje del yoni las mujeres que nunca han experimentado la penetración vaginal?

Sí, las mujeres sin experiencia en el sexo vaginal pueden realizar esta actividad con seguridad. La mayoría de los métodos de masaje yoni se realizan externamente, por lo que si no te sientes cómoda introduciendo el dedo ahí abajo, puedes omitir esas técnicas de estimulación vaginal y centrarte en las de masaje de la vulva.

P: ¿El masaje del yoni mejorará mi vida sexual?

El masaje yoni es una gran manera de ayudar a mejorar tu vida sexual Al estimular tu vagina aprenderás lo que te hace sentir bien y podrás compartirlo con tu pareja.

P: ¿El masaje yoni me hará tener un orgasmo?

El masaje del yoni puede ser extremadamente placentero, excitante y conducir al orgasmo (o incluso a varios). Sin embargo, el orgasmo es más bien una ventaja de esta práctica, no el objetivo principal. Si llegas al clímax o tienes varios orgasmos, ¡es maravilloso! Pero la base del masaje yoni es más emocional que sexual.

P: ¿Y si no me corro?

Como hemos mencionado, el enfoque del masaje yoni no es el orgasmo. Así que no tienes que preocuparte por actuar de esa manera. Haz lo que te haga sentir bien y dirige la energía de forma útil. Si es otra persona la que realiza el masaje, intenta relajarte y disfrutar de él. Si tienes un orgasmo, ¡es genial!

P: ¿Puede el masaje yoni ayudar con los ciclos menstruales dolorosos?

Aunque no hay datos científicos que lo respalden, muchas mujeres han informado de que ha ayudado a disminuir el dolor experimentado por el ciclo menstrual.

P: ¿Hay alguna posición especial que deba aprender para un masaje yoni?

Respuesta corta: no. Lo importante son las técnicas de masaje en sí. Sin embargo, hay posiciones que son más adecuadas para ello. Por ejemplo, la de la mano en el corazón si intentas darte un masaje yoni a ti misma, o la del loto si tu pareja está intentando dártelo a ti.

P: ¿Qué tipo de aceite debo usar para un masaje yoni?

El aceite de coco, el aceite de semilla de uva, el aceite de albaricoque y el aceite de almendras dulces son algunos de los aceites recomendados para el masaje tántrico del yoni. Sin embargo, también se puede utilizar cualquier aceite natural de semillas o frutos secos. Cada aceite tiene sus propias cualidades y beneficios. Prueba diferentes aceites y comprueba qué funciona mejor con tu tipo de piel y tu nivel de sensibilidad. Es mejor evitar los aceites sintéticos o basados en el petróleo, como los aceites minerales. Las personas muy sensibles pueden utilizar un lubricante a base de agua.